Ansiedad

Ansiedad

Ansiedad

Me pisas los talones, siempre detrás, eres esa gota de sudor que precede al mal viaje, inminente mientras resbalas en mitad de mi espalda.
Eres el ruido sordo de un corazón en la garganta, la única evidencia de que sigo vivo.
Eres sed, violencia, arrepentimiento y después fe.
Eres un oasis de arena en el mar, garantía de delirio, eres para mis heridas sal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.