Solo una gota…

Abrí los ojos y allí estaba, desnudo sobre la hierva y el barro.
La lluvia me traía un mensaje y así fue.
Después de que mil gotas dibujaran sobre mi una silueta, una de ellas calló en mi frente. La vi acercarse y como a medida que se acercaba brillaba más y se hacía más grande, cogí aire y me entregué a lo que ella tenía para mi. Como si de un hechizo se tratase me quede preso de un pensamiento.

Pude imaginar cuanto tiempo había pasado desde el cielo hasta mi frente y cuantas decisiones me habían llevado a ese lugar en ese momento para coincidir con ella.
Toda la vida, todas las decisiones hasta entonces, pero sólo una gota en un cielo inmenso pudo llevarme hasta la respuesta.
Así desperté y lo hice con todo.

Cuanto he de agradecer al universo que desde el primer día conspiró para darme la oportunidad de la vida y no sólo eso, si no que me dio la oportunidad de vivir.

Estamos ante una oportunidad única, el agua da forma a la tierra, el viento dibuja sobre la piedra y nos dan pistas sobre el pasado, mientras, nosotros somos pasajeros con los seres que convivimos, presos del espacio y tiempo, de la naturaleza de la que un día formamos parte y hemos abandonado por lo banal afianzando nuestras emociones en la estabilidad económica.
Poca gente se aventura en el amor sin condiciones, solo por amor. Confundimos el amor con tanta entrega y sacrificio, con tanta hipoteca  y préstamos, con anillos y reservas, con tanta suite y servilletas de tela, con tanto brillo.
Amor es amar, es entender, es respetar, es aceptar, es improvisar, es ver en una naranja la oportunidad de comerte la mitad y disfrutar las dos mitades, es compartir.  En mi opinión, el amor no tiene memoria, amar no es lo contrario de odiar.
Si es amor, es siempre.
Baila con el tiempo, escucha lo que él tiene para ti.
Que tus ganas de sentirte amado o amada no sean el motivo por el que amas.
 Ama tu vida, formas parte de un universo infinito y desde un pasado remoto están pasando eventualidades para que tu estés aquí solo una vez.
Saber disfrutar de los detalles es fundamental para entender que respeto,tolerancia,bondad y verdad son los pilares para tener una vida en paz.
Basamos nuestras decisiones en nuestras experiencias y crecemos a partir de ellas, puede decirse que estamos constantemente planeando nuestro futuro a través de nuestro pasado. A esto, le llamamos intuición y en respuesta a esto, inventamos el  destino.
Algo abstracto que puede modificarse en cualquier momento llevándonos finalmente a donde estabamos predestinados.
Piensa ahora la importancia de cada segundo,  porque  cada segundo vivido se convierte en pasado y el futuro se convierte en presente a cada segundo haciendo al presente responsable del  futuro y pasado.
Vive el presente como quieras tu futuro y tendrás un bonito pasado, ama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *