Decidí dejarme ver

Decidí dejarme ver

A mi alrededor el delirio de miles de ojos que  juzgan la voluntad a cada paso.
Miradas perdidas, pero consiguieron hacerles creer estar en lo cierto.

Alguien me dijo: no te preocupes yo cuidaré de ti.
Perdido, de noche, irremediablemente despierto mientras sonreía de día.

Deja que te diga algo.
En un mundo que desconoce el principio y nos esconde el final, concedeme el beneficio de la duda, permíteme seguir con mi búsqueda más allá del horizonte, donde se prolonga el mar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *