Esclavos

Una vez más vuelve el ruido para hacerme dudar, él es ahora quién me da las lecciones.
Vuelven las ganas de echar a volar pero una vez más, atrás, encuentro las condiciones
Cuando volverán  las horas de oídos sordos en los que sólo necesitaba silencio para poder escuchar?
Cuando llegará el día en el que los peces gordos se quitarán  del medio para dejarme pasar?

Todo tiene un precio y sólo por todo el oro soy capaz de no cambiar.
Sólo por un montón de euros alquilo mi libertad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *