Fuimos uno…

Fuimos uno…

Éramos uno y ese fue el error, sólo enseñar nuestra mejor parte, la correspondiente de aquella mitad, pudiendo ser dos.
Tal vez el problema es que nadie me enseñó a sumar, aunque a nadie le salen las cuentas cuando se trata de amar.
O solamente es que yo puedo ver cosas que tu no ves, si fuera por amor no llegaba a fin de mes.
Fuimos uno y ese fue el error, sólo enseñar nuestra mejor parte, la correspondiente de aquella mitad, pudiendo ser dos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *