La realidad, enemigo de los idealistas

La realidad, enemigo de los idealistas

Cuantas veces nos consolamos con el tiempo? Cuantas veces hemos pensado que nos queda toda la vida?

Mira hacia atrás, cuantos años pasaron desde que lo pensaste por primera vez?
La vida no espera, cada segundo cuenta y las agujas del reloj nunca cambian de dirección. El tiempo es el cronometro de tu vida y por desgracia nadie sabe cuanto dura.
Cuando somos jovenes, vemos la muerte muy de lejos, como algo que todavía no nos incumbe, algo de lo que no debemos preocuparnos porque aún no llegará.
Esto es algo que aprendí: Nadie es inmortal, nadie tiene el control de su reloj, nadie sabe donde le espera la “oscuridad” y por eso hay que valorar más el tiempo, es la única cosa que te acompañará hasta el último segundo, tu tiempo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *